Para entender las posibilidades que hoy nos ofrecen los sitios web es necesario entender primero un concepto bien simple, los sitios web son "interpretados" por los navegadores web (Opera, Safari, Google Chrome, Firefox, Edge, etc).

Un navegador es es un programa que se encarga de leer el código en el que está hecho un sitio web y que muestra en la pantalla el contenido, las funcionalidades y el aspecto de cada sitio web, por lo tanto, la evolución de los sitios web está indisolublemente ligada al avance tecnológico de los navegadores. Es la capacidad de los navegadores para "interpretar" código (por decirlo en simple) lo que permite que hagamos sitios web más complejos.

En la denominada web 1.0 que surge con la invención de Internet en la década del 60 del siglo pasado, sólo contábamos con texto plano y las personas que visitaban los sitios sólo podían consumir la información disponible. Recién en los años 90 se lanza el lenguaje HTML que permite insertar imágenes y algo de colores y mejoras en la visualización (estilo) pero aún se habla de web 1.0 ya que los sitios no permitían interacción con el usuario, sólo mostraban información.

La idea de hablar de una web 2.0 surge de Dale Dougherty  y Craig Cline mientras preparaban una conferencia sobre el tema. También llamada web social se caracteriza a esta evolución en los sitios web porque ya no hablamos de sitios que muestran información, solamente, sino de verdaderas plataformas de intercambio, opinión e interacción en la que son los usuarios quienes llenan de contenido la web. Surgen aquí las Redes Sociales, Blog y enciclopedias cooperativas como wikipedia.

La primera vez que se habló de la web 3.0 fue en un artículo del diseñador web Jeffrey Zeldman. El concepto es aún controversial, sin embargo un punto de concordancia está dado porque, en esta "versión web" hablamos de web semántica. Esto quiere decir que la web en si es considerada una gran base de datos en la que los navegadores pueden ya entender lo que está escrito en los sitios web y utilizar esa información para realizar análisis que permiten, por ejemplo, entregar información más precisa en función de lo que estemos buscando.

Por último, ya se está hablando de la web 4.0 que se caracterizaría por lograr una mayor integración entre el usuario y la red de datos disponibles en la web. Por ejemplo, lograr usar los datos de voz en un dispositivo, la ubicación de un usuario, su hábitos de navegación, etc. para incluso ofrecerle información antes que la solicite o realizar acciones complejas con comandos de voz simples, como por ejemplo, reservar una hora médica o pedir una reserva en un restaurante.

En resumen podríamos decir que:

  • Web 1.0 = Web como fuente de información estática
  • Web 2.0 = Web como punto de encuentro, interacción entre personas y fuente de información dinámica
  • Web 3.0 = Web como punto de encuentro entre lenguaje humano y lenguaje de máquina para generar una interacción y búsqueda de información más precisa y personalizada.
  • Web 4.0 = Personas conectándose con personas y con máquinas de manera cada vez más integrada, al punto de ofrecer información y apoyo aún sin solicitarlo